La realidad virtual, por fin, a la vuelta de la esquina

 

Después de pasar tiempo esperando lo que parecía su inminente llegada, la realidad virtual está  por fin al caer para cambiar nuestra experiencia de juego. Las gafas que nos trasladarán a otra realidad imaginaria dejarán pronto de ser un elemento de nuestra imaginación o de formar parte del atrezzo de películas como Existenz.

El último paso firme por la apuesta de este nuevo concepto de juego lo ha dado Sony con la presentación de PlayStation VR, las gafas de realidad virtual que funcionarán y dependerán de la PS4. La firma japonesa ha prometido un precio de lanzamiento de 399€, lo que indica que su punto de mira es el público masivo en comparación de otras gafas más caras como la Oculus Rift , que llegará en marzo y que se venderá por unos 750€ y la HTC Vive, las gafas de realidad virtual de gama más alta cuyo precio se calcula casi en los 900€.

Las gafas de Sony se esperan para el próximo mes de octubre y, por el momento, la marca nipona ha prometido unos 50 juegos compatibles para finales del 2016, bastantes menos que los que tendrán sus competidoras de gama alta que ofrecerán un catálogo mayor de juegos de PC.

La llegada de las gafas de realidad virtual conllevará un cambio necesario en el concepto y diseño de los juegos. En este sentido, podremos ver cómo se producen adaptaciones de muchos tipos de aventuras gráficas para satisfacer la nueva demanda que llega con la realidad virtual, en la que se busca una mayor inmersión en la experiencia de juego.

De los juegos de disparos en primera persona, pasaremos  a ser un personaje dentro de la historia, a hablar con los otros protagonistas o a interactuar con los objetos del escenario. Como podemos ver en el juego London Heist Getaway, nos convertiremos en atracadores cuyo cometido es salir con vida de la fechoría.

 

De poder interactuar con el crupier en la ruleta en vivo de algunos casinos online pasaremos a poder interactuar en los casinos de realidad virtual donde jugar, directamente, manipulando las máquinas de juego que llenan el espacio.

 

Algunos juegos se adaptarán a la realidad virtual ofreciendo una versión más realista de sí mismos. Con el juego Rock Band VR para las gafas Oculus, no habrá que imaginarse que uno es una rock star porque se podrá vivir la experiencia de serlo directamente encima del escenario.

 

Con la llegada de PS VR de Sony, el público mayoritario podrá tener acceso a este nuevo paso en la evolución de los videojuegos.  Pero seríamos ingenuos si pensásemos que las gafas de realidad virtual se quedarán solo en el ámbito del ocio.

Gracias a la realidad virtual, las marcas podrán ofrecer diferentes experiencias de inmersión antes de decidirnos por la compra de un producto, como poder ver detalladamente el interior de un coche o poder realizar una visita virtual antes de reservar una habitación de hotel.

Las compañías son conscientes del filón que se les presenta con la llegada de la realidad virtual y, por eso, no es de extrañar que las grandes tecnológicas ya estén invirtiendo en el desarrollo de negocios relacionados con este ámbito. Apple ya ha fichado a expertos en la materia para el desarrollo de sus propias gafas y Alphabet (Google) tiene su propio departamento para el desarrollo de unas gafas que funcionen con móviles Android.

Todos se apuntan a esta nueva realidad que cambiará nuestra forma de interactuar con nuestro alrededor. La última en anunciar que quiere formar parte del cambio ha sido Sony con sus gafas pro más económicas. Aunque si los 399€ que cuestan sigue pareciéndote caro, hay oferta para todos los bolsillos incluidas gafas de realidad virtual por menos de 50€.

 

2 comentarios
  1. 23 marzo, 2016
    • 17 abril, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *