Las bases refrigeradoras de los portatiles

Hace unos días hablaba con un amigo a cuenta del articulo que escribí acerca de la temperatura de los procesadores y me preguntaba que opinaba acerca de las bases refrigeradoras que existen para los portátiles. En alguna ocasión, hace tiempo, cuando las vi por primera vez me puse a indagar un poco acerca de ellas, aunque tengo que decir que de primeras no me parecía una muy buena idea.

Seguramente muchos de vosotros hayáis oído hablar de dichas bases, se pueden comprar en las tiendas de informática y, básicamente, es una plataforma que se pone debajo del portátil y que tiene un ventilador que echa aire hacia arriba para enfriar el ordenador. Los precios de estas bases varían mucho, en Amazon podéis verlas desde los 4 euros mas gastos de envío hasta lo que te quieras gastar, las he llegado a ver de 50 euros, algunas incluso tienen patas y se puede regular la inclinación para poner el portátil según nuestro gusto. Las hay mas caras que los 50 euros que os he mencionado también, como ya he dicho lo que tu quieras pagar.

Por si alguno de vosotros no las conoce os dejo una foto de una de ellas:

 

base refrigeredaora

 

Este es un modelo pero si buscáis en Internet encontrareis infinidad de ellos. Mi amigo me preguntaba que me parecía la idea de comprar una ya que el notaba que su portátil se calentaba demasiado. Le dije que comprar una de esas bases era una opción pero no me parecía la mas adecuada y os explico porque pienso así.

Un portátil, generalmente, coge o le entra aire por la parte inferior gracias al ventilador que tiene y lo expulsa por un lateral o la parte posterior, ese aire pasa por dentro del portátil y, junto con la pasta térmica, hacen que el ordenador baje su temperatura. ¿Que pasa si el ordenador se calienta en exceso? En la mayoría de los casos los portátiles se calientan demasiado porque los conductos de refrigeración están obstruidos y/o la pasta térmica ha perdido su eficacia por el paso del tiempo. ¿Solución? Abrir el portátil y, con paciencia y cuidado, hacer una limpieza con una brocha de cerdas blandas, desmontar el disipador de encima del procesador y el tubo, limpiar la salida de aire y cambiar la pasta térmica. Es una operación sencilla, yo la hecho solo una vez en el anterior portátil que tenia y fue muy fácil, si yo he podido hacerlo con lo manoplas que soy tu también puedes. Busque un vídeo en Youtube de como desmontar ese modelo de ordenador y lo estuve viendo y luego me puse manos a la obra. La pasta térmica cuesta unos 5 euros y el liquido para limpiar algo parecido, y una brocha de cerdas blandas 1 euro, total unos 10 o 12 euros, una hora y un poco de paciencia, eso necesitamos. Si no te atreves a hacerlo tu en una tienda de informática se lo hicieron al portátil de un amigo por 20 euros. Teniendo en cuenta que una base refrigeradora para portátiles puede costar de media unos 15 euros, mas o menos parecido que la limpieza que os he mencionado.

¿Que problema tiene la base refrigeradora? Yo no compraría una base porque es un trasto mas, otro bulto, tiene una función pero lo que va a hacer la base lo consigues con la limpieza, y mejor porque la base solo enfriara el portátil de una manera “superficial” por asi decirlo, si los conductos están sucios y le pones la base, seguirán sucios.

Un saludo.

18 comentarios
  1. 6 Febrero, 2015
    • 8 Febrero, 2015
  2. 6 Febrero, 2015
    • 8 Febrero, 2015
  3. 8 Febrero, 2015
    • 8 Febrero, 2015
  4. 14 Febrero, 2015
    • 15 Febrero, 2015
  5. 20 Febrero, 2015
    • 22 Febrero, 2015
  6. 25 Febrero, 2015
    • 28 Febrero, 2015
  7. 1 Marzo, 2015
    • 1 Marzo, 2015
  8. 23 Marzo, 2015
    • 23 Marzo, 2015
  9. 17 Mayo, 2017
    • 21 Mayo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *