Porque nunca volveré a comprar un portátil Sony

He tenido varios portátiles de distintas marcas y el peor de todos ha sido, sin duda alguna, uno de la marca Sony de los llamados VAIO. Hara unos 7 años que lo compre nuevo, me costo 700 euros y hoy en dia esta en el salon, es el ordenador que usa mi mujer y mis dos hijas. Este portátil es un Dual Core a 1,6 Ghz, tiene 2GB de RAM, la gráfica es una Intel de las que vienen integradas en la placa base y un disco duro de 160 GB.

Os voy a contar un poco mi experiencia con Sony, ademas es el “culpable” en cierto modo de que yo acabase usando Linux. Cuando lo compre, mas o menos al de unos 8 meses, la batería empezó a fallar, cada vez duraba menos y, aunque no era muy importante para mi, como el portátil tenia dos años de garantía, llame al servicio técnico para informarme. Resulta que me dijeron que el portátil en si tenia dos años de garantía pero la batería solo tenia 6 meses. Entonces les pregunte que me costaría comprar una nueva y me dijeron que una igual que la que llevaba recién comprado me salia por 199 mas IVA, si quería una mejor tenia de distintos precios hasta los 399 mas IVA. Decidí que no merecía la pena comprarle una batería.

 

 

portatil-sony

 

 

Al de un tiempo estaba buscando un programa que mirase todas las fotos personales que tenia, las comparase y pudiese borrar las que eran iguales, y encontré uno en una pagina que parecía que hacia eso, lo descargue y resulta que tenia un virus que me dejo el ordenador patas arriba. Como no lo había formateado desde que lo compre decidí que había llegado el momento. Cogí los discos de Recovery que tuve que hacer cuando lo compre y me dispuse a hacerlo, entonces vi que no funcionaban.

Como quería ir por lo legal, ya que el ordenador tenia una licencia de Windows original llame nuevamente al servicio técnico para contarles lo que me pasaba. Resulta que me dijeron que los DVD de recovery que yo hice estarían mal hechos, el algo curioso ya que le programa con el que se hacían venia con el ordenador y consistía en hacer click en “Siguiente” todo el rato y cambiar de DVD, ya que eran dos DVDs, le dije a la chica del servicio técnico de Sony que los discos no podían estar mal hechos, yo había estudiado programación informática y llevaba con ordenadores desde hacia unos 15 años por lo cual creo que estaba preparado como para poder hacer esos discos correctamente. Entonces me dijo que igual habían estado mal guardados y habían sufrido algún desperfecto cuando resulta que había comprado dos DVDs de de buena marca y después de hacerlos los guarde en unas cajas y no los había sacado para nada.

Total, que después de hablar y discutir un rato con ella, me dijo que si quería una copia de los DVDs de recovery, yo le dije que si pero me dijo que el precio seria de 90 euros mas IVA y ademas los gastos de envío, entonces le informe amistosamente de donde se podía introducir esos DVD ;D. Es increíble, resulta que compras un portátil Sony con un disco duro de 160 GB, ese no es el espacio real que te queda para tu uso, te quedan como unos 140GB (esto es así ya que la tabla de indices ocupa espacio y es común a todos los discos duros de todas las marcas), a esas 140GB hay que quitarles, en el caso de este portátil, unas 12 GB de la partición de Recovery, por lo cual te quedan unas 128GB. Luego hay que restar lo que ocupa el Windows y los programas promocionales que vienen con el y que solo hacen que molestar, alrededor de otras 15 GB, resulta que al final de las 140 GB te quedan para tus cosas unas 113GB, ¿por que me tienen que “robar” las 12GB de la particion de recovery? dame unos DVD hechos para poder reinstalar en caso de necesitarlo, ¿no? Es increíble, tengo que decir que hace poco he formateado un portátil ASUS que tenia una partición de recovery de ¡¡¡ 29 GB !!!.

Total, por aquel entonces trabajaba en la construcción y no tenia tiempo para cacharrear mucho con el ordenador, no usaba Linux todavía, pero me acordaba de haberlo probado en mi época de estudiante de programación y me decidí a buscar una distro para sacar los datos del ordenador y después formatear. Me descargue Sabayon, lo grabe en un CD y después inicie el ordenador con el, y me quede prendado, empece a probar distros hasta que acabe en Ubuntu y en eso si que tengo que estar agradecido al servicio técnico de Sony, en parte gracias a ellos acabe usando Linux. Tengo que decir que el ordenador, aparte del tema de la batería que ya murió, también le fallo el DVD, no puedo grabar ni CD ni DVD, ademas el disco duro se estropeo y lo tuve que tirar, total un fiasco. Entre el pésimo servicio técnico de Sony y la mala calidad del portátil que todavía tengo, han conseguido que no vuelva a comprar un VAIO nunca mas, podéis estar seguros de ello. ¿Habéis tenido vosotros un portátil Sony? ¿Que tal la experiencia? Un saludo

42 comentarios
  1. 14 mayo, 2014
    • 14 mayo, 2014
    • 27 mayo, 2015
      • 27 mayo, 2015
  2. 14 mayo, 2014
    • 14 mayo, 2014
  3. 15 mayo, 2014
    • 15 mayo, 2014
  4. 15 mayo, 2014
    • 15 mayo, 2014
  5. 16 mayo, 2014
    • 16 mayo, 2014
      • 17 mayo, 2014
        • 17 mayo, 2014
      • 21 octubre, 2015
        • 27 octubre, 2015
  6. 17 mayo, 2014
    • 17 mayo, 2014
  7. 4 julio, 2014
    • 4 julio, 2014
      • 5 julio, 2014
  8. 20 agosto, 2014
    • 20 agosto, 2014
  9. 11 septiembre, 2014
    • 11 septiembre, 2014
      • 15 septiembre, 2014
        • 15 septiembre, 2014
  10. 3 octubre, 2014
    • 3 octubre, 2014
  11. 21 noviembre, 2014
    • 21 noviembre, 2014
  12. 8 febrero, 2015
  13. 21 septiembre, 2015
    • 22 septiembre, 2015
  14. 17 octubre, 2015
    • 21 octubre, 2015
  15. 11 noviembre, 2015
    • 17 noviembre, 2015
  16. 13 noviembre, 2016
    • 17 noviembre, 2016
  17. 8 febrero, 2017
    • 9 febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *